Diseños que perduran en el tiempo

¡Analizamos técnicamente este revolucionario producto!

En la historia del diseño encontramos productos que se han integrado en nuestro día a día sin que seamos conscientes de ello. Son productos que su forma y materiales les han sido dadas para cubrir una necesidad, y establecer una comunicación entre el producto y su usuario. Estos productos, icónicos y a la vez protagonistas del día a día de muchas personas, han nacido en determinados momentos de la historia para satisfacer una necesidad en el mercado, mejorar una necesidad que no estaba bien resuelta o, resolver debilidades que presentaban anteriores diseños.

18 abril 2018 por Jordi Mata, Senior Product Design Engineer

back

En la historia del diseño encontramos productos que se han integrado en nuestro día a día sin que seamos conscientes de ello. Son productos que su forma y materiales les han sido dadas para cubrir una necesidad, y establecer una comunicación entre el producto y su usuario. Estos productos, icónicos y a la vez protagonistas del día a día de muchas personas, han nacido en determinados momentos de la historia para satisfacer una necesidad en el mercado, mejorar una necesidad que no estaba bien resuelta o, resolver debilidades que presentaban anteriores diseños.

¿Quién no ha utilizado un bolígrafo BIC para escribir o dibujar más de una, dos y tres veces al largo de su vida?

El bolígrafo BIC, creado el año 1950 por Marcel Bich y mundialmente conocido en la actualidad, es un diseño que ha permanecido en la historia des de su creación sin sufrir apenas modificaciones en su diseño. Bic, no fue el primer bolígrafo de la historia de la humanidad, de hecho, ya existían utensilios para escribir o dibujar antes que se creara este bolígrafo, pero, ¿Qué aportó el diseño de Bic que no tenían otros productos prácticamente iguales del mercado?

Cuando nació este icónico bolígrafo ya existían utensilios para escribir o dibujar, pero ninguno de ellos establecía una comunicación con el usuario. ¿Cómo puede ser que un producto pueda comunicarse con su usuario sólo por él mismo?Si analizamos las características que hacen este bolígrafo único entenderemos el porqué de esta afirmación.

Sistemas de marca: La consistencia te llevará al éxito

Su forma hexagonal, dado que su funcionalidad lo requiere al ser usado con la punta de los dedos favorece un mayor agarre que los bolígrafos cilíndricos y consigue así evitar el desliz del boli entre los dedos. Su forma se inspiró en la de los lápices de madera y eso permitió crear un producto que consiguiera un empleo mínimo de plástico en su fabricación.

Su cuerpo transparente también da información a su propietario, ya que permite al usuario tener la información en todo momento de cuál es el nivel de carga de su tinta.

El pequeño agujero en el cuerpo impide que se genere un vacío en el interior del bolígrafo y la tinta pueda fluir con normalidad hacia el extremo inferior por donde saldrá cuando presionamos la punta.

Lo que permite que la tinta salga al exterior es una bola de metal, que cuando la presionamos contra el papel y la deslizamos provoca que la bola se tiña de tinta y podamos escribir. Su trazo ofrece muchas posibilidades en función de la presión que hagamos sobre la punta para dibujar un trazo más o menos grueso.

Esto ha permitido a muchos artistas pintar obras de arte hiperrealistas, con un nivel de fidelidad a la realidad que dificulta saber si estamos delante de una ilustración o una fotografía:

Sistemas de marca: La consistencia te llevará al éxito

Su carga de tinta, que es fácilmente intercambiable y el plástico de su cuerpo hacen de Bic un bolígrafo sostenible con el medio ambiente.

Cuando un producto como Bic acaba formando parte de nuestro día a día, acabamos dándole utilidades que, si nos paramos a pensar distan mucho de la utilidad para la cual fueron diseñados en su origen: como recogedor de pelo, para hacer traqueotomías o para dibujar verdearas obras de arte.

REFLEXIONES, NOVEDADES Y DISEÑO

DESCUBRIR MÁS

Noticias relacionadas