logo

News

5 PREGUNTAS QUE TODOS NOS HACEMOS DE LOS “FLYING TAXIS”

 

2019-09-25

LÚCID DESIGN AGENCY

El sector del automovilismo no para de desarrollarse e innovar, y más con el avance de las nuevas tecnologías y el inicio de la implementación del 5G: la conexión a internet que va a permitir la multi-conectividad de los dispositivos y de los vehículos autónomos. Una innovación tecnológica que no está tan lejos en la que el diseño de producto tendrá un papel significativo.

Pero ¿qué son exactamente los flying taxis? Los Flying Taxis son los futuros coches voladores que permitirán el transporte de personas dentro de una misma ciudad. Una tendencia que lleva años desarrollándose e innovando por la creciente demanda que está experimentando la industria del vuelo en los últimos años y que nos lleva a predecir que la cantidad de aviones de pasajeros en el cielo se duplicará para el 2035.

En varias ocasiones, el cine futurista ha mostrado coches voladores y auto dirigidos. Y quizás este futuro no esté tan lejos. Empresas como Uber ya están trabajando en el diseño de aviones personales, como los taxis, que podrán empezar a circular por el cielo en tres o cuatro años. Aunque el hecho es alcanzable, aún queda mucho trabajo e inversión para hacer de esta realidad un elemento asequible.

En lugares como Reino Unido o Norte América ya se han probado la circulación de diseños de automóviles no tripulados. Boeing, la empresa aeronáutica estadounidense, este mismo año ha hecho la primera prueba de vuelo con la idea de dar un anticipo a lo que le espera al tráfico del futuro.

Otro ejemplo es Audi, que ha presentado su nuevo producto: un modelo de taxi volador eficiente para las grandes ciudades y que se puede utilizar tanto en el aire como en la carretera.

El medio ambiente: el mayor reto Uno de los retos más importantes al que se enfrentan los taxis voladores es evitar la emisión de gases contaminantes y reducir la contaminación del aire local para contribuir contra el cambio climático.

Si miramos los números, en el sector de la aviación, cada día se consumen aproximadamente 5 millones de barriles de petróleo, lo que representa alrededor del 2,5% de las emisiones totales de carbono a la atmosfera. Además, se calcula que, si esta tendencia continúa, las emisiones podrían aumentar al 300% en 2050, según la International civil Aviation Organization (ICAO).

Además, Air Transport Action Group, coalición de expertos de la industria de la aviación que se enfoca en temas de desarrollo sostenible, registró en 2017 un total de 859 millones de toneladas de CO2 producidas por las aviaciones.

Viajes más eficientes y con garantías de seguridad Otro de los retos al que se enfrentan las compañías es potenciar la seguridad como un elemento para la confiabilidad en el transporte aéreo y autónomo.

En este sentido, la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) ya ha lanzado las primeras regulaciones que podrían permitir la operación de aeronaves híbridas y eléctricas. Este órgano sigue trabajando junto las grandes empresas aeronáuticas para ampliar el marco de reglamentación para una nueva generación de vehículos, a partir de nuevas tecnologías y conceptos del transporte aéreo.

La empresa de taxis Uber podría presentar sus servicios de taxis voladores en 5 años. Por ello se plantea 3 grandes retos: qué rutas priorizar y dónde poner los puertos, como lograr compartir los recorridos para hacer viables los trayectos y, por último, lograr vehículos eco-friendly, seguros y silenciosos.

Post Blog
Post Blog
Post Blog
Post Blog
Post Blog
Post Blog

Aunque aún queda un largo recorrido para poder contestar todas las preguntas que nos surgen frente esta tecnología, gracias a los avances que van haciendo las empresas aeronáuticas, ya podemos contestar algunas de nuestras inquietudes:

1. ¿Dónde se instalarán las plataformas de vuelo? El modelo de los taxis aéreos aún no está definido. Según sus proporciones y capacidades se deberá valorar dónde y cómo se instala la plataforma de vuelo. Si partimos de la base que un helicóptero pequeño necesita una plataforma de aterrizaje de al menos 15 metros de diámetro, es difícil imaginar muchas plataformas de estas medidas en las zonas urbanas.

Además, descartando la posibilidad de instalarlas en los parques, solo queda la opción de la parte superior de los edificios. Pero no todos los edificios tienen una azotea de 15 metros y se necesitarían entre 50-100 plataformas en toda una ciudad.

2. ¿Quién tendrá prioridad de aterrizaje? Una plataforma podría acoger hasta 12 aterrizajes en una hora (con un intervalo de 5 minutos) para que los taxis aéreos funcionen con eficiencia. Pero las preguntas siguen en nuestra cabeza: ¿quién decide qué taxis tienen prioridad de aterrizaje y quien lo controla? Si el primero en llegar tiene prioridad, ¿cómo se atenderán los demás destinos? o ¿cómo llegará y saldrá una gran cantidad de personas de la plataforma?

boeing_flying taxi

3. ¿Cómo podemos asegurarnos que los viajes sean seguros? Los motores eléctricos podrían ser la solución de los taxis aéreos, tanto por su eficiencia como seguridad. Un ejemplo es el helicóptero eléctrico francés Volta, que incluye esta nueva tecnología para mejorar en los términos de seguridad, autonomía, prestaciones y calidad del vuelo. Pero, uno de los principales contra indicadores de la tecnología es el factor limitante de su batería, según sus creadores Escuela Nacional de Aviación Civil (ENAC).

volta_flying taxi

Asegurar que el sistema de potencia del motor, el sistema eléctrico y de navegación sea fiable fiable es crucial. El Washington Post señaló que se han registrado 418 accidentes graves con aviones no tripulados en operaciones militares de Estados Unidos. Así pues, el sistema de aprobación de los vehículos voladores requiere pruebas exhaustivas para facilitar la confiabilidad y, en muchos casos, requiere sistemas duales para abordar los fallos del sistema. Esto será un gran desafío para los fabricantes de taxis voladores.

  1. ¿En qué zonas podrán volar los taxis aéreos? ¿Cómo evitaremos las colisiones en el aire? Los aviones tripulados se basan en las reglas de vuelo visual “ver y ser vistos” cuando vuelan a niveles más bajos. Si cambiamos la restricción de altura para los taxis no tripulados, ¿cómo cumplirían con "ver y evitar"?

Un ejemplo para entender la compleja situación del tráfico aéreo y sus regulaciones son el vuelo de los drones. El desafío de los flying taxis será establecer protocolos que se apliquen de manera consistente y segura a través de una serie de aviones no tripulados, según el ABC.

uber_flying taxi

En este sentido, nace la necesidad de establecer un protocolo en los casos en que los taxis aéreos se encuentren convergiendo entre sí. Por ejemplo, ¿deberían los aviones ceder a la derecha o a un avión que sube?

Los entornos urbanos no solo crean obstáculos físicos para los taxis aéreos, sino que los edificios pueden causar vigilia y remolinos impredecibles dependiendo de la cantidad de viento. Las nubes también pueden crear turbulencias térmicas, junto con granizo, lluvias intensas y corrientes descendentes (microrráfagas). Así pues, los taxis aéreos deberán poder volar en condiciones climáticas adversas, de lo contrario, su uso estará muy limitado.

5. Así pues, ¿cómo deberían regularse los taxis aéreos? Cómo hemos explicado antes, las administraciones tienen la responsabilidad de empezar a desarrollar políticas de regulación para hacer posibles trayectos seguros de los taxis voladores. Muchas de las cuales están partiendo de regulaciones ya existentes y en práctica, como los drones.

De esta manera, los taxis aéreos también deberán tener una regulación diferente y específica. Por ejemplo, los drones actualmente se limitan actualmente a volar en el espacio aéreo que está separado de la aeronave tripulada.

Según el Real Decreto 1036/2017, los drones no pueden volar a más de 400 pies (122 metros) sobre el nivel del suelo y no se les permite operar cerca de los aeropuertos. Estas regulaciones están diseñadas para reducir los riesgos para los aviones, algunos de los cuales transportan a más de 500 personas.

En este futuro cercano, donde los automóviles auto dirigidos van a transportar personas y el tráfico aéreo será más concurrido por aparatos tecnológicos, las regulaciones de aviación serán más complejas y extendidas a diferentes opciones.

flying taxi

Una nueva tendencia de movilidad, que aun deja algunas preguntas a resolver pero que al mismo tiempo se dibuja como una alternativa de movilidad urbana en un futuro no tan lejano. Seguiremos de cerca como avanza la tendencia.

Related Posts

Miembros de

Proveedores Oficiales

Premios Internacionales

Get to know
us better

Subscribe to our Newsletter and discover our work from a unique perspective.